5.11.2011

Kamasutra para la mujer

Kamasutra para la Mujer – Primer capítulo:
LA PSICOLOGÍA DEL SEXO

La visión y la actitud ante la vida varían mucho sen la persona;  del  mismo  modo,  suelen  ser  diferentes  entre  la mujer y el hombre, lo que se refleja especialmente en las relaciones sexuales.
Para que ella muestre una disposición positiva hacia el sexo, por más desinhibida que sea, si no se siente deseada y estimulada por el hombre, su instinto se retraerá. En efecto, debido a la disparidad de valores culturales entre ellos, la mujer tiende a creer que si no se la requiere es porque no resulta lo bastante atractiva o no es una buena amante. Todo esto Influye Inevitablemente en su conducta erótica.
Su libido acostumbra a disminuir influenciada por una sociedad  tan  competitiva  como  la  actual,  que  da  tanta importancia al modelo estético, ya que la mujer ansía ser perfecta  y,  si  no  responde  con  exactitud  a  esa  pauta,  su autoestima decrece.
Es importante tener claro que, por una parte, también los hombres sienten inseguridad en la intimidad y, por otra, que la atracción que ella les despierta no depende exclusivamente de la perfección de su cuerpo, sino que la sensualidad es una suma de factores en la que juega un papel primordial cierta química inexplicable.
Si bien a ella un hombre puede parecerle muy atractivo, no  siempre  se  trata  de  algo  físico  porque  las  mujeres emocionalmente maduras suelen inclinarse hacia el conjunto d la   personalidad lo hombres   pocas   veces   logran comprenderlo. Contra lo que ellos pueden suponer, la mujer no va en busca del amante más experto sino de aquel que al hacer el amor la haga sentirse de verdad deseable.
Igualmente, la sensibilidad femenina advierte cuando él va a los estímulos fáciles con la idea fija de la penetración sin atender a sus deseos, lo que hace que ella se inhiba y deje de participar.
Para disfrutar realmente de la sensualidad no es posible dejar de lado ciertos aspectos psicológicos concretos, ya que después de un día difícil en el hogar o en el trabajo, si se está cansada y  colmada de tensiones, es raro tener una buena disposición para el sexo; lo mismo sucede si se está pasando una temporada de estrés o de conflictos emocionales.....